Domus Pompeiana

Culina

..........

..........

En la primitiva casa romana la cocina se ubicaba en el "atrium", aprovechando el “compluvium" para la salida de humos. Posteriormente se emplazó en un lugar apartado de la casa o en atrios secundarios, generalmente asociada a una letrina. El agua de los fregaderos se reutilizaba para arrastrar los excrementos.
Solían ser oscuras, grasientas y sin chimenea, evacuando los humos por una ventana. Se cocinaba en recipientes sobre trípodes colocados sobre brasas preparadas en fogatas que se hacían en los patios. Éstas se extendían sobre un fogón situado sobre un vano abovedado donde se almacenaba la leña y los utensilios. No pocas veces eran origen de incendios.
Los “coqui”, esclavos cocineros tenían gran responsabilidad, ya que un error significaba un bochorno para el anfitrión ante sus convidados.
En algunas existían pequeños hornos de pan, aunque éste solía comprarse en el “pistrinum“ (panadería).
En la "culina" se colocaba un larario, pequeño altar donde se veneraba a los lares y penates, dioses del hogar y los alimentos. Las únicas recetas de la época que nos han llegado se atribuyen a Marcus Gavius Apicius y su tratado gastronómico “De Re Coquinaria”.

En la culina hemos recreado una popina o thermopolium, sin renunciar a las imprescindibles comodidades actuales.

Vistas de la culina

..........

..........

..........

..........

..........

..........

Popina de Vetustius Placidus. Pompeya

Culina de Casa del poeta trágico. Pompeya

Frescos: Originales y recreaciones

Ver vídeo en ...

Elementos decorativos

..........

Inicio